Home page


Los pastores del rebaño

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 

 

Su Trabajo y Responsabilidad



INTRODUCCIÓN

1. En nuestro estudio anterior...
   a. Revisamos el modelo de organización de la iglesia del Nuevo Testamento
   b. Definimos las palabras usadas para describir a aquellos que sirven como ancianos
   c. Enfatizamos la importancia de desarrollar y tener ancianos en una congregación local

2. En este estudio, dirigimos nuestra atención al trabajo y responsabilidad de los ancianos...
   a. Por lo que podríamos apreciar a aquellos que sirven
   b. Por lo que podríamos entender mejor la necesidad de ciertos requisitos

[En 1 Tim 3:1, se nos dijo que la obra de los ancianos (obispos) es "buena". Lo que esa obra demanda puede ser recopilada mirando los comentarios de Pablo a los ancianos de Efeso en Hech 20:28-32...]

I. SER PASTORES DE LA IGLESIA

   A. TENER CUIDADO DE ELLOS MISMOS...
      1. Su ejemplo y fidelidad – Hech 20:28a
      2. Los ancianos necesitan estar tan involucrados sobre su propio desarrollo espiritual como sobre el de aquellos que están bajo su cuidado

   B. TENER CUIDADO DEL REBAÑO...
      1. Mirando por ellos (como supervisores, en este caso, como obispos) – Hech 20:28b
         a. El rebaño es precioso a la vista de Dios
         b. ¡Ha sido comprado por la sangre de Su Hijo!
      2. Alimentándolos (como apacentadores, en este caso, como pastores) – Hech 20:28c
         a. Ser pastor significa alimentar, nutrir
         b. De allí el requisito de ser apto de enseñar – 1 Tim 3:2
      3. Cuidándolos de problemas – Hech 20:29-31
         a. Problemas de afuera ("lobos rapaces")
         b. Problemas de adentro ("de vosotros mismos")

   C. DEPENDER DE DIOS Y SU PALABRA...
      1. Lo primero implica mucha oración – Hech 20:32
      2. Lo último implica mucho estudio – Hech 20:32

[Miramos enseguida las instrucciones de Pablo a la iglesia a Tesalónica en 1 Tes 5:12-14...]

II. ESTAR A CARGO Y DAR INSTRUCCIÓN

    A. SU LABOR INVOLUCRA AUTORIDAD...
      1. Aunque no es mencionado por nombre, los ancianos son los únicos que están "sobre" nosotros (sirviendo como supervisores) – Hech 20:28
      2. Su autoridad está limitada a lo que es "en el Señor" – 1 Tes 5:12a
      3. Su autoridad pertenece a la voluntad y obra del Señor
         a. Contrasta con el concepto "disciplinario" de algunos
         b. Donde el "disciplinador" asume la autoridad en todos los asuntos

    B. SU LABOR INVOLUCRA LA AMONESTACIÓN...
      1. Advirtiendo a aquellos  que son rebeldes – 1 Tes 5:12b,14
      2. Alentando a los de poco animo, sosteniendo a los débiles, con paciencia – 1 Tes 5:14
      3. Tal labor requiere de conocimiento de la voluntad de Dios, ¡y sabiduría para usarla apropiadamente!

[Entonces notemos lo que Pablo escribió a Timoteo...]

III. SER UN MAESTRO Y UN GOBERNADOR

     A. APTO PARA ENSEÑAR...
      1. Uno de los requisitos de un obispo (anciano) – 1 Tim 3:2
      2. Tal cosa es necesaria si el va a ser capaz de cumplir su obra
      3. Esto podría no requerir elocuencia, pero si ciertamente conocimiento – ver 2 Cor 11:6

     B. CAPAZ DE GOBERNAR BIEN A OTROS...
      1. No solo gobernar, sino gobernar bien – 1 Tim 3:4-5; 5:17
      2. Gobernar de una manera que los demás se sometan con reverencia
         a. Implica un ejemplo que inspira a otros a seguir
         b. Implica un ejemplo que inspira confianza en otros

[Encontramos a Pablo requiriendo ancianos, a Tito, otro evangelista...]

IV. SER UN ESTUDIANTE Y UN MAESTRO

    A. UN ESTUDIANTE DILIGENTE...
      1. Él "se sujeta" a lo que se le ha enseñado – Tito 1:9
      2. Él la retiene, no la olvida, y la aplica apropiadamente
      3. No es posible, a menos que él continúe con el estudio diligente

    B. UN MAESTRO EFECTIVO...
      1. Capaz de usar la Palabra para exhortar y animar a los hermanos – Tito 1:9
      2. Capaz de usar la Palabra para convencer a aquellos que contradicen, para exponer el error donde exista

[Encontramos responsabilidades similares descritas en la epístola a los hebreos...]

V. SER UN GOBERNADOR Y OBSERVADOR DEL ALMA

   A. ALGUIEN QUE GOBIERNA SOBRE OTROS...
      1. No obstante que los ancianos no son mencionados por nombre, ellos son los únicos que gobiernan – Heb 13:17; ver 1 Tim 3:4-5; 5:17
      2. Ellos deben hacerlo tan apropiadamente, como veremos pronto

   B. ALGUIEN QUE MIRA POR NUESTRAS ALMAS...
      1. Una clara referencia a los ancianos que apacientan el rebaño – ver Hech 20:28
      2. Una responsabilidad tremenda, de la que ellos deberán dar cuenta – Heb 13:17
         a. Esto podría ser el por qué algunos hombres evitan servir como ancianos
         b. ¡Pero no olviden la parábola de los talentos!

[Finalmente, notemos lo que Pedro, él mismo un anciano, tenía que decir sobre la obra y la responsabilidad de los ancianos...]

VI. SER UN PASTOR QUE CUIDA Y GUÍA

    A. PASTOREANDO AL REBAÑO...
      1. Cuidándolo – 1 Ped 5:2
      2. Haciéndolo voluntariamente, con entusiasmo – 1 Ped 5:2

    B. GUIANDO POR EL EJEMPLO...
      1. No como "señores", por ejemplo, enseñoreando su autoridad sobre el rebaño – 1 Ped 5:3
      2. Sino siendo ejemplos que inspiran a aquellos a quien guían y alimentan – 1 Ped 5:3

CONCLUSIÓN

1. Podríamos resumir concluyendo...
   a. Las responsabilidades de los ancianos es ver por el rebaño, tanto guiando como cuidando las ovejas
   b. La obra de los ancianos es realizada por la enseñanza y el proporcionarla

2. Con esperanza, esto nos ayudará a entender...
   a. El por qué Pablo lo llama una "buena obra"
   b. El por qué los requisitos en 1 Tim 3:1-7 y en Tito 1:5-9 son las que existen
   c. El por qué debemos tener en alta estima a aquellos que sirven como ancianos

Nuestro siguiente estudio iniciará examinando los requisitos de los ancianos...

 
 

A Contenido