EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

 

 

Juzgar o no Juzgar - (7:1-6)
 

INTRODUCCIÓN

1. Un dicho favorito de la gente es “No juzgues y no serás juzgado”...
   a. Citado frecuentemente cuando quiera que alguien está señalando los pecados o fallas de otros
   b. La impresión es que no deberíamos hacer nunca juicios morales de lo que vemos en otros
2. ¿Es verdad esto? ¿Es lo que Jesús quiso decir cuando dijo esto?
   a. ¿Nunca debemos hacer juicios morales acerca de lo justo o el error de otros?
   b. Si vemos errores en otros, ¿podemos señalarlos?
   3. Estoy persuadido de que las declaraciones de Jesús son mal usadas frecuentemente, que Jesús enseñó que...
      a. Hay veces en que debemos juzgar
      b. Hay ocasiones cuando es apropiado señalar las fallas de otros

   [“Juzgar o no Juzgar”, esa es la pregunta que está frente a nosotros. La respuesta apropiada viene de una observación cuidadosa de las palabras de Jesús en Mt 7:1-6. Primero observe como Sus palabras son frecuentemente mal usadas...]

I. SUS PALABRAS SON USADAS A MENUDO PARA PROHIBIR “TODA” FORMA DE JUICIO

   A. TAL COMO LA CRÍTICA ADVERSA O DESFAVORABLE...
      1. Como señalar una falla en alguien
      2. Aún si es en realidad una crítica “constructiva”

   B. TAL COMO EL EJERCICIO DE LA DISCIPLINA EN LA IGLESIA...
      1. El ejercicio de la disciplina de cualquier tipo requiere “juicio” de otros sobre su condición moral o espiritual
      2. Puesto que es involucrado tal “juicio”, algunos sienten que la regla de los versículos 1-2 deja fuera cualquier tipo de disciplina de la iglesia

   C. TAL COMO LA EXPOSICIÓN DE AQUELLOS QUE ENSEÑAN EL ERROR...
      1. Es reconocido que se requiere hacer un juicio para considerar si alguien está enseñando el error
      2. Entonces, algunas personas, a la luz de los versículos 1-2, creen que no pueden hablar en contra de aquellos que enseñan el error
   [¿Es lo que Jesús quiso decir? ¿Debemos permanecer en silencio cuando vemos a personas cubiertas en un error, trayendo reproches sobre el nombre de Cristo, o enseñando flagrantemente el error? Permítame sugerir que...]

II. JESÚS NO HIZO UNA REGLA GENERAL DE “TODAS” LAS FORMAS DE JUICIO

   A. NOTE EL CONTEXTO “INMEDIATO”...
      1. Lo cual revela que en algunos casos “apropiados” el juicio debe ser hecho
      2. Mt 7:6 implica que el juicio debe ser hecho a aquellos que son “perros” y que son “cerdos”
         a. De otra forma, ¿cómo podemos saber cuando no dar lo que es santo a los “perros”?
         b. ¿O cómo podemos saber cuando no echar nuestras perlas delante de los “cerdos”?
      3. Mt 7:15-20 implica que debemos hacer juicio en la determinación de aquellos que son falsos maestros (“por sus frutos los conoceréis”)

   B. CONSIDERE EL CONTEXTO “REMOTO”...
      1. ¡Que habla de las ocasiones en que debe hacerse juicio!
      2. Por otra parte, Jesús enseñó a la gente a “juzgar con justo juicio” - Jn 7:24
      3. Los cristianos tienen una responsabilidad para “juzgar a los que están dentro” de la iglesia local - 1 Cor 5:9-13
      4. Somos enseñados por el apóstol del amor (Juan) a “probar los espíritus” (lo cual requiere hacer juicio) - 1 Jn 4:1
   [Aquí no hay contradicción, porque cuando continuamos con nuestro texto, notamos que...]

III. JESÚS DEFINIÓ CUAL “TIPO” DE JUICIO ES CONDENADO

   A. JUZGAR CUANDO ALGUIEN ESTÁ CIEGO A SUS PROPIAS FALLAS...
      1. Leer con cuidado Mt 7:3-5
      2. Jesús dice que “es un error para cualquiera concentrar su atención en la paja del ojo de su hermano, y mientras se ocupa en esto, ignorar la viga en su propio ojo” (Hendriksen)
      3. Así Pablo enseñó la necesidad de la “consideración” propia cuando se ayuda a otros - Gál 6:1

   B. JUZGAR SIN MISERICORDIA Y AMOR...
      1. “El Señor aquí está condenando el espíritu de censura, el juzgar de manera ruda, la justicia propia, sin misericordia, sin amor, como también el pasaje paralelo (Luc 6:36-37) claramente lo indica.” (Hendriksen)
      2. Santiago advirtió contra hacer juicios sin misericordia - Sant 2:13
         a. Si hacemos juicios sin mostrar misericordia, ¡entonces no se nos dará ninguna misericordia cuando seamos juzgados!
         b. Como dijo Jesús en el versículo 2...
            1) “Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados”
            2) “Con la medida con que medís, os será medido”
   [La implicación no es que nunca debe hacerse juicio, pero cuando lo hagamos, ¡recuerde que seremos juzgados por los mismos estándares que usamos! Tengamos misericordia y amor en nuestros juicios. Finalmente...]

IV. ¡JESÚS IMPLICA QUE HAY OCASIONES EN QUE “DEBEMOS” HACER JUICIO!

   A. ES “DESPUÉS” DE QUE HEMOS CORREGIDO NUESTRAS PROPIAS FALLAS...
      1. Primero, debemos quitar la “viga” de nuestro ojo - Mt 7:5
      2. Cuando lo hemos hecho, ¡somos capaces de ver, de discernir (juzgar), y ser de ayuda a otros que son sorprendidos en sus faltas
      3. ¡Por cierto, “la Ley de Cristo” nos lo requiere! - ver Gál 6:1-2

   B. DE NUEVO, DEBEMOS JUZGAR ENTRE AQUELLOS QUE SON “DIGNOS” Y AQUELLOS QUE SON “CERDOS Y PERROS”...
      1. Observe con cuidado las palabras de Jesús en Mt 7:6
         a.Algunos no son “dignos” de lo “santo”
         b.Algunos son como “perros” y “cerdos”
      2. Con aquellos que son receptivos, debemos estar dispuestos a sufrir sin límite en el intento de sacarlos de sus errores - ver 2 Tim 2:24-26
      3. Pero con aquellos que no lo son, ¡no debemos desperdiciar lo que es bueno y santo para ellos!
         a. Vea las instrucciones de Jesús a Sus discípulos - Mt 10:12-15
         b. Vea el ejemplo de Pablo y de Bernabé en Antioquía de Pisidia - Hch 13:42-46

CONCLUSIÓN

1. El tipo de juicio condenado por Jesús es lo que LENSKI llama:
la justicia propia, el juicio hipócrita que es falso y llama al juicio de Dios sobre si mismo.

2. ¡Este es el tipo de juicio que es también condenado por Santiago cuando escribió!
Hermanos, no murmureis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tu juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez.
Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?” (Sant 4:11-12)

3. Dios podría ayudarnos a abstenernos de hacer tales juicios...
   a. Siendo más aptos para quitar la “viga” de nuestros propios ojos
   b. Y así ser más útiles para ayudar a otros con sus problemas

Pero decir que nunca debemos juzgar, es abusar de lo que Jesús enseña, ¡no solamente en este pasaje sino en cualquier otro que se mencione!

Hablando de juicio, ¿está preparándose usted mismo para el día en que será juzgado por el Señor? - ver Jn 12:48; 2 Cor 5:10
 

<<Anterior | Siguiente>>
 

hit counter
html hit counter

Al índice