EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

 

 

La Justicia de los Escribas y Fariseos – (5:20)

INTRODUCCIÓN

1. En tanto que Jesús se preparaba para comparar la justicia del reino con la interpretación y aplicación tradicional de la ley, Él lo hacia con una fuerte advertencia hacia aquellos que podrían entrar al reino de los cielos

2. Basado en Mt 5:20, Jesús les advirtió que...

“si vuestra justicia no fuera mayor que la de los escribas y fariseos, ¡no entraréis en el reino de los cielos!”

[Para apreciar y aplicar lo que Jesús dijo, podría ayudarnos si primero examinamos...]

I. LA JUSTICIA DE LOS ESCRIBAS Y FARISEOS

  
A. ERAN HÁBILES PARA “DECIR Y NO HACER” – Mt 23:1-4
      1. Aunque a menudo enseñaban la verdad, ¡no practicaban con frecuencia lo que predicaban!
      2. Acerca de ellos muchos padres decían: “has como digo, no como hago”


   B.
ERAN HÁBILES PARA HACER COSAS PARA SER VISTOS POR LOS HOMBRES – Mt 23:5-7
     
1. Disfrutaban usando vestiduras religiosas que los distinguían de otros y se deleitaban teniendo lugares y títulos de honor
      2. ¿Se oye esto como algunos líderes religiosos de hoy?

   C.
ERAN HÁBILES PARA DESCUIDAR PARTES DE LA LEY DE DIOS – Mt 23:23-24

      1. En su caso, podrían enfatizar los asuntos “ligeros” de la ley de Dios, en tanto que descuidaban los mandamientos “de más peso”
      2. O como díriamos hoy, “engrandecidos en lo pequeño y empequeñecidos en lo grande"


   D.
ERAN AMADORES DEL DINERO – Luc 16:13-15
     
1. “Mamón” era su dios, sin embargo podían ser rápidos para negarlo e intentar justificarse a si mismos delante de los hombres
     
2. ¿Se oye esto como lo que vemos y oímos hoy de la “prosperidad de los predicadores”?

[Tal era el nivel de “justicia” de los escribas y fariseos como grupo. No todos los escribas y fariseos eran culpables de tales cosas (por ejemplo, Nicodemo, Jn 3:1; 7:45-52; 19:38-42).

¿Por qué nuestra justicia debe exceder a la de los escribas y fariseos? ¡La justicia del reino demanda más!]

II. LA JUSTICIA DEL REINO

    A. APRENDEMOS EN EL SERMÓN DEL MONTE QUE...

       1. No podemos “decir y no hacer” – Mt 7:21
       2. No podemos “hacer cosas para ser vistos por los hombres” – Mt 6:1
       3. No podemos “descuidar” NINGÚN mandamiento de la ley de Dios – Mt 5:19
       4. No podemos ser “amadores del dinero” – Mt 6:24


    B.
ESTO PODRÍA SERVIR COMO UNA ADVERTENCIA A CUALQUIERA QUE PIENSE QUE PUEDE SER UN CRISTIANO FIEL, PERO NO...
       1. Combinar su profesión de fe con acciones apropiadas – ver Stg 2:14-17; 1 Jn 2:4-6; 1 Jn 3:18
       2. Mantener su vida personal y privada consistente con su apariencia y profesión pública – ver Mr 4:22
       3. Hacer un esfuerzo diligente para observar lo que Jesús mandó – ver Mt 28:20; Jn 8:31-32; 2 Jn 9
       4. Mantenerse libre de la tentación del materialismo – ver 1 Tim 6:9-10; 1 Jn 2:15-17
 

CONCLUSIÓN

1. Sin duda, nuestra justicia como ciudadanos del reino debe exceder a la de los escribas y fariseos

2. Pero, ¿cómo puede nuestra justicia ser consistente con lo que es demandado por nuestro Rey? Es posible solo por la gracia de Dios...
   a. Por medio de la cual Su misericordia provee perdón a aquellos que están en Cristo – 1 Jn 1:9
   b. ¡Por medio de la cual Su fortaleza le hace posible vivir de acuerdo a la “justicia del reino de los cielos”! – Fil 4:13

   En nuestro siguiente estudio, empezaremos a notar ejemplo que Jesús dio sobre como nuestra justicia debe exceder a la de los escribas y fariseos...


<<Anterior | Siguiente>>

hit counter
html hit counter

Al índice