EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

Home page

  Guardaos de la Levadura (16:5-12)


INTRODUCCIÓN

1.    A lo largo de Su ministerio público, Jesús con frecuencia fue desafiado por los fariseos, junto con los saduceos...

  1. Cuestionaron por qué Él comía con los pecadores – Mt 9:11
  2. Acusaron a Sus discípulos de arrancar espigas en sábado – Mt 12:1-2
  3. Acusaron a Sus discípulos de violar las tradiciones de los ancianos – Mt 15:1-2
  4. Buscaron probarlo pidiéndoles una señal – Mt 16:2

2.    Jesús entonces advirtió a Sus discípulos sobre estos guías religiosos...

  1. Ellos eran “ciegos guías de ciegos” – Mt 15:12-14
  2. Los discípulos fueron advertidos de sus doctrinas – Mt 16:5-12

3.    Jesús describió sus doctrinas como “levadura” (fermento)...

  1. Usada para hacer pan, la levadura gradualmente se extiende a través de la masa, haciendo que se levante
  2. Jesús usó la figura de la levadura para propagación de Su reino – Mt 13:33
  3. Pero en Mt 16:6 Él la usa para describir las doctrinas peligrosas de los fariseos y de los saduceos – Mt 16:11-12

[¿Cuáles eran las doctrinas de los fariseos y de los saduceos de las que Jesús advirtió? ¿Hay fariseos y saduceos modernos de los que debemos guardarnos hoy en día? Para responder a estas preguntas, iniciemos por observar a...]

I. LA LEVADURA DE LOS FARISEOS

   A. LOS FARISEOS EN LOS DÍAS DE JESÚS...

1.    Un grupo religioso y político notable por su conservadurismo

a.    Eran observadores estrictos de la ley de Moisés

b.    Adoptaron también “las tradiciones de los ancianos”, las interpretaciones de la ley que habían sido transmitidas – ver Mr 7:1-5

2.    Jesús los describió como “ciegos guías de ciegos” – Mt 15:12-14

a.    Dejaron sin efecto los mandamientos de Dios por sus tradiciones – Mt 15:3-6

b.    Fueron hipócritas, enseñando una cosa y practicando otra – Mt 15:7-8; 16:3; 23:1-4, 27-28; ver Luc 12:1

c.    Hicieron sus obras para ser vistos por los hombres – Mt 23:5

d.    Amaron la atención y el trato especial de otros – Mt 23:6-7

e.    Evitaron que otros encontraran el camino al reino de los cielos – Mt 23:13

f.    Usaron su religión para hacer dinero e impresionar a otros – Mt 23:14

g.    No hicieron mejor a la gente, ¡los hicieron peores! – Mt 23:15

h.    Hicieron distinciones que Dios no hizo – Mt 23:16-22

i.    Aunque eran muy rigoristas en algunos mandamientos, ignoraban algunos otros – Mt 23:23-24

j.    Honraron a los hombres de Dios que fueron antes que ellos, pero se asemejaban más a aquellos que persiguieron al pueblo de Dios – Mt 23:29-31

   B. LOS FARISEOS EN NUESTROS DÍAS...

1.    Muchas personas acusan a aquellos que insisten en guardar los mandamientos de Dios como legalistas, y ser de esta forma los “fariseos” de hoy – pero considere:

a.    Las palabras legalismo, legalista, no son encontrados en las Escrituras – son etiquetas usadas con frecuencia para difamar a aquellos que buscan animar para mantener los mandamientos de Dios

b.    Jesús nunca criticó a los fariseos por su estricto apego a la misma ley

1)    ¡Sólo por hacer que los mandamientos de Dios quedaran sin efecto por sus tradiciones!

2)    ¡Sólo por dejar algunos mandamientos de Dios sin cumplir mientras hacían otros!

c.    Sí se llama a alguien legalista por observar estrictamente los mandamientos de Dios, ¡entonces Jesús era un legalista!

1)    En tanto que la ley estaba en vigor, Él esperaba ser enseñado en ella y guardarla hasta el mínimo detalle – Mt 5:17-19

2)    Él esperaba que Sus discípulos sobrepasaran a los fariseos en su justicia – Mt 5:20

3)    Él llamó a Sus discípulos para expresar su amor por Él por medio de mantener Sus mandamientos – Jn 14:15,21,23

4)    Él prometió Su amor y amistad a aquellos que guardaran Sus mandamientos – Jn 15:10,14

5)    Él esperaba que los discípulos de todas las naciones guardaran todas las cosas que Él mandó a Sus apóstoles – Mt 28:19-20

d.    Sí se llama a alguien legalista por observar estrictamente los mandamientos de Dios, ¡entonces los apóstoles eran legalistas!

1)    Pablo insistió en los mandamientos de Dios – 1 Cor 7:19; 1 Tim 4:1-2

2)    Juan insistió en los mandamientos de Dios – 1 Jn 2:3-5; 3:22-24; 5:2-3

2.    Los verdaderos fariseos hoy son aquellos que:

a.    Enseñan y practican tradiciones de hombres, en lugar de los mandamientos de Dios

b.    Enseñan una cosa, mientras practican otra

c.    Hacen cosas para ser vistos por los hombres, usando vestiduras especiales buscando ser llamados por títulos religiosos

d.    No muestran a la gente el verdadero camino al reino de los cielos

e.    Usan la religión para hacer dinero e impresionar a los demás

f.    Hacen distinciones donde Dios no las hace

g.    Insisten en algunos mandamientos, pero omiten otros por considerarlos innecesarios

[Tales son los fariseos de hoy, los cuales con frecuencia condenan a otros como “legalistas” (como una manera de desviar la responsabilidad en sus vidas y enseñanzas que son contrarias a los mandamientos de nuestro Señor).

[Ahora permítanos observar a...]

II. LA LEVADURA DE LOS SADUCEOS

    A. LOS SADUCEOS EN LOS DÍAS DE JESÚS...

1.    Un grupo religioso y político notable por su liberalismo

a. Incluía a muchos miembros poderosos del sacerdocio – Hech 5:17

b. Insistieron sólo en que estaban comprometidos con las leyes que se encontraban en el Pentateuco (los primeros cinco libros del Antiguo Testamento)

c. Rechazaron “las tradiciones de los ancianos”, las interpretaciones de la ley que habían sido transmitidas

d. No creían en la resurrección, en los espíritus, en los ángeles – Hech 23:8; Mt 22:23

e. No creían en la recompensa o el castigo después de la muerte, ni en el cielo o el infierno

2.    Jesús los acusó de dos faltas – Mt 22:23-29

a. No conocían las Escrituras

1)    ¡Aun aquellas Escrituras que sostenían ser la verdad!

2)    Porque Jesús usó una declaración en el Pentateuco para mostrar su error – Mt 22:31-32; Ex 3:6

b. No conocían el poder de Dios

1) Como muchos liberales, eran influenciados por el racionalismo

2) Asumieron que si ellos no podían concebir o comprender algo, no podría ser así

3) Fallaron en creer lo que tanto Gabriel como Jesús habían conocido: ¡porque nada hay imposible para Dios! – Luc 1:37; Mt 19:26

    B. LOS SADUCEOS EN NUESTROS DÍAS...

1.    Aquellos que toman algunas porciones de la palabra de Dios, pero rechazan el resto; tales como:

a. Aquellos que sólo prestan atención a las palabras de Jesús en “letras rojas”

b. Aquellos que aceptarán las palabras de Jesús, pero no las de Sus apóstoles

c. Aquellos que aceptan las palabras de Sus apóstoles, pero sostienen que todas las enseñanzas de Jesús en el evangelio son enseñanzas del Antiguo Testamento

-- Las palabras de los apóstoles son con tanta autoridad (Jn 13:10; Hech 2:42; 1 Cor 14:37) como lo fueron las palabras dichas por Jesús durante Su ministerio terrenal (Mt 28:20; Hech 20:35; 1 Tim 5:18b; Luc 10:7)

2.    Aquellos que aceptan el razonamiento humano por encima de la revelación divina

a. Muchos no aceptarán una doctrina bíblica a menos que “tenga sentido” para ellos

b. Una posición peligrosa de sostener, puesto que Dios ha escogido para confundir la sabiduría y la arrogancia con la locura del mensaje del evangelio – ver 1 Cor 1:18-31

c. Algunas doctrinas reveladas podrían contener elementos más allá de la habilidad de los hombres para comprenderlas totalmente (tal como el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne – 1 Tim 3:16; o la naturaleza de la misma deidad)

-- Para un cristiano es más favorable ser como un niño – ver Mt 18:3; Sal 131:1-3

3.    Aquellos que descartan el poder de Dios

a.Los que rechazan cualquier doctrina, cualquier promesa de las Escrituras si las conciben como físicamente imposibles

b.Tal como la creación del mundo, el nacimiento virginal, los milagros de Jesús, la resurrección de los muertos

-- Una vez que aceptamos la premisa que para Dios todas las cosas son posibles, no podemos rechazar el testimonio o la doctrina bíblica debido a que no ajustamos nuestras ideas preconcebidas de lo que es posible

CONCLUSIÓN

1.    ¿Hay la necesidad de “Guardarnos de la Lavadura” hoy?

  1. ¿Hay fariseos y saduceos modernos hoy?
  2. ¿Hay doctrinas que puedan que puedan penetrar y extenderse como levadura a través de la iglesia del Señor?

2.    La respuesta a tales preguntas es un sonoro “¡sí!”

  1. Tales doctrinas abundan alrededor de nosotros en el mundo denominacional
  2. Muchos de los errores que hacen su camino dentro de la iglesia usualmente caen en una de estas dos categorías:

1)    Tradiciones de hombres proclamadas como doctrinas (como los fariseos)

2)    Doctrinas de la Biblia rechazadas como imposibles (como los saduceos)

Y de este modo la advertencia de Jesús es muy grande hoy:

“...guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.” (Mt 16:11)

Al índice

 
  hit counter
  html hit counter