EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

Condenados Por Otros (12:41-42)

INTRODUCCIÓN

1.    En el día del juicio, todos seremos juzgados por Jesucristo...

a.    Porque ante Él deberemos estar – 2 Cor 5:10

b.    Es por Sus palabras que seremos condenados – Jn 12:48

2.    Pero Jesús también habló de algún levantamiento en el juicio y la condenación de otros...

a.    Los hombres de Nínive condenando a la generación de los judíos del tiempo de Jesús – Mt 12:42

b.    También la reina del Sur – Mt 12:42

3.    Esto me maravilla...

a.    ¿Habrá algo que nos condenará en el día del juicio?

b.    ¿Qué podrían decirnos sobre esto los hombres de Nínive y la reina del Sur?

[Tal vez por las palabras de Jesús en Mt 12:41-42 podamos recoger algunos puntos que deben hacernos pensar con sensatez sobre nuestro servicio a Dios, y si también seremos “Condenados Por Otros”.

Notemos ahora lo que dice sobre...]

I. LA GENERACIÓN DE LOS DÍAS DE JESÚS

A.    PARA SER CONDENADOS POR LOS HOMBRES DE NÍNIVE...

1.    Esto se refiere a los ninivitas de los días de Jonás – Mt 12:41

a.    A los que fue enviado Jonás con un mensaje de destrucción – Jonás 3:5-10

b.    Los que se arrepintieron rápido ante la predicación de Jonás – Jonás 3:5-10

2.    Ellos se levantarán para condenar a los judíos de los días de Jesús

a.    Porque los ninivitas se arrepintieron...

1)    Y a ellos solo se les dio 40 días

2)    Mientras que a los judíos se les dio alrededor de 40 años (antes de la destrucción de Jerusalén en el año 70 D.C.)

b.    Porque los judíos tuvieron a alguien más grande que Jonás para predicarles...

1)    Jonás fue un profeta reacio, el cual se enojó cuando Dios se arrepintió de la destrucción por venir sobre Nínive – Jonás 1:1-3; 3:10-4:3

2)    Jesús fue un profeta compasivo, que se lamentó de Su pueblo Israel – ver Mt 23:37-38; Luc 19:41-44

B.    PARA SER CONDENADOS POR LA REINA DEL SUR...

1.    Esto se refiere a la reina de Sabá – Mat 12:42

a.    La cual viajó grandes distancias (“vino desde los fines de la tierra”) para ver a Salomón – 1 Reyes 10:1

b.    Trajo una gran caravana de especies, oro, y piedras preciosas – 1 Reyes 10:2

c.    La cual alabó a Dios por la sabiduría dada a Salomón – 1 Reyes 10:3-9

d.    La cual honró a Salomón con grandes obsequios – 1 Reyes 10:10

2.    Ella se levantará para condenar a los judíos de los tiempos de Jesús

a.    Porque la reina estuvo dispuesta a viajar...

1)    Una gran distancia para ver a Salomón

2)    En tanto que muchos judíos no tenían la voluntad de seguir a Jesús

b.    Porque los judíos no tenían a nadie más grande que a Salomón para que los enseñara...

1)    Salomón ciertamente era el más sabio de su tiempo – 1 Reyes 4:29-34

2)    Pero Jesús poseyó “todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento” – Col 2:3

[Los ninivitas y la reina de Sabá juzgarán a los judíos del tiempo de Jesús porque ellos mostraron menos interés y voluntad prestar atención aun cuando tuvieron una oportunidad mucho más grande. De nuevo, esto me maravilla...]

II. ¿QUÉ SOBRE NUESTRA GENERACIÓN HOY?

A.    ¿NOS CONDENARÁN LOS HOMBRES DE NÍNIVE?

1.    Ellos se arrepintieron rápido después de oír el mensaje de Jonás...

a.    ¿Cuántos sermones hemos oído, y aún nos falta arrepentirnos?

b.    A ellos se les dio cuarenta días, ¿cuántos años nos ha dado Dios para arrepentirnos?

2.    Ellos se arrepintieron cuando se les dio a todos un simple mensaje...

a.    Nosotros tenemos la revelación completa y final de Dios, escrita y preservada para nosotros

b.    Tenemos la palabra de Dios, revelada por medio de Su Hijo y de Sus apóstoles

c.    Hemos tenido probablemente las bendiciones de familiares, maestros, predicadores, y de muchos otros cristianos animándonos a vivir para Dios

 -- Si no ponemos atención al mensaje de Jesucristo, ¿no piensa que los ninivitas nos considerarán insensatos en el día del juicio?

B.    ¿NOS CONDENARÁ LA REINA DEL SUR?

1.    Ella tuvo la voluntad de viajar una gran distancia para oír a Salomón...

a.    ¿Hemos tenido la voluntad de viajar una distancia corta para oír la proclamación de las palabras de Cristo?

b.    Ella viajó en camello a través del desierto por meses con grandes riesgos, y aun algunos no desearían viajar en automóviles con aire acondicionado por una hora o menos cuando solo hay un mínimo riesgo

2.    Ella dio un alto valor a la sabiduría de Salomón, dándole a él grandes regalos...

a.    ¿No valoramos la sabiduría de Dios?

b.    ¿Estamos dispuestos a ofrecer los regalos de nuestro tiempo y energía para aprender de la sabiduría de Cristo como fue revelado en Su palabra?

 -- Si no estamos dispuestos para aprender la voluntad de Cristo para nuestros días, ¿no nos considerará insensatos la reina de Sabá insensatos en el día del juicio?

C.    ¿NOS CONDENARÁN AUN LAS GENERACIONES MÁS RECIENTES?

1.    Piense en aquellos que vivieron en el siglo diecinueve...

a.    Los cuales con frecuencia viajaron en vagones o diligencias por cuatro horas para oír la Palabra de Dios

b.    Los cuales se sentaron en troncos, en árboles cepillados o bajo tiendas de campaña

2.    Piense en aquellos que vivieron en la primera mitad del siglo veinte...

a.    Que se sentaron en edificios calientes, sin aire acondicionado

b.    Los cuales se reunieron en prolongadas reuniones cada noche, a menudo por tres o cuatro semanas

3.    Piense en aquellos que lucharon por salir del denominacionalismo

a.    Estudiando la Palabra de Dios cuidadosamente para aprender la simplicidad del cristianismo del Nuevo Testamento

b.    Con frecuencia haciendo la difícil decisión de abandonar a la familia y a los amigos para seguir el camino de Cristo

 -- Si ponemos obstáculos para asistir a los servicios regularmente, teniendo las ventajas de reuniones evangélicas y de estudios de la Biblia ofrecidos en edificios agradables y confortables, aquellos que nos precedieron, ¿no pensarán en el día del juicio que somos insensatos?

CONCLUSIÓN

1.    Como Jesús les dijo a Sus discípulos en otra ocasión: “Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.” (Mt 13:17)

2.    En efecto, estamos ricamente bendecidos...

a.    Tenemos el mensaje de salvación ofrecido por alguien más grande que Jonás

b.    Tenemos la sabiduría de Dios enseñada por alguien más grande que Salomón

-- ¿No piensa que los ninivitas y la reina del Sur habrían amado el tener lo que nosotros disfrutamos hoy?

3.    No olvide la máxima: “Porque todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará.” (Luc 12:48)

A menos que deseemos ser “Condenados Por Otros” en el día del juicio, utilicemos las bendiciones dadas por medio de Cristo, ¡e invirtamos todo el esfuerzo que sea necesario para aprender y poner atención a Su maravilloso mensaje!

Al índice

 
  hit counter
  html hit counter