Cuando el "mono" se vea verde, píquele con el ratón para charlar conmigo.


EL EVANGELIO DE MATEO

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

 

 

Más Grande que Juan el Bautista (11:11)

INTRODUCCIÓN

1.  En la cúspide de Su ministerio terrenal, Jesús fue abordado por dos discípulos de Juan el Bautista – Mt 11:1-6

a.  Juan estaba en prisión, y había enviado a los dos discípulos a Jesús

b.  Tal vez turbado por su aprisionamiento, deseaba la afirmación de que Jesús era verdaderamente el Mesías, el que vendría

c.  Jesús enfatizó Sus obras, y habló de las bienaventuranzas de aquel que no hallara tropiezo en Él

2.  Jesús uso esta oportunidad para hablar a las multitudes sobre Juan el Bautista – Mt 11:7-10

a.  Que no era alguna caña sacudido fácilmente sacudido o un hombre de vestiduras delicadas, sino un profeta

b.  En lugar de esto, era el profeta profetizado por Isaías y Malaquias – Is 40:3; Mal 3:1; 4:5

3.  Pero entonces Jesús hizo dos declaraciones notables – Mt 11:11

a.  Primero, que no había existido nadie más grande que Juan el Bautista

b.  Segundo, ¡que el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que él!

4.  Es la segunda declaración que ha dejado perplejos a muchos...

a.  Porque el reino de los cielos es la iglesia que iba a ser establecida

b.  ¡Y en la iglesia hay muchas personas que parecen no estar a la medida de Juan el Bautista!

-- ¿Cómo puede alguien de nosotros ser más grande que él!

[Cuando sabemos la respuesta, debemos llenarnos de humildad y de gratitud, y animarnos a tener una dedicación más grande en nuestro servicio al Señor. Antes de que consideremos la respuesta, revisemos...]

I. LA GRANDEZA DE JUAN EL BAUTISTA

A.  ERA GRANDE COMO HOMBRE...

1.  Soporto una vida de austeridad, con simplicidad voluntaria – Luc 1:80; Mt 3:4

2.  Mostró valor delante del rey Herodes, condenando su matrimonio ilegal – Mt 14:3-4

3.  Tuvo humildad, mostrando deferencia en la cúspide de su propio ministerio al nuevo que llegaba – Jn 1:19-37; 3:22-30

   B. ERA GRANDE COMO PROFETA...

1.  Su influencia trajo gente a través de toda Judea al desierto – Mt 3:1-2,5

2.  Fueron movidos a ser bautizados y a confesar sus pecados – Mt 6:6

3.  Aun así no suavizó su mensaje para acomodarlo a su audiencia – Mt 6:7-8

   C. FUE GRANDE EN PREPARAR EL CAMINO PARA CRISTO...

1.  Tal era su misión particular – Mt 3:3; 11:9-10

2.  Y cuando vino Jesús, condujo a la gente a Él – Jn 1:29,34-36; 3:30,36

a.  “¡He aquí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!”

b.  “Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.”

c.  “Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.”

d.  “El que cree en el Hijo tiene vida eterna...”

[A la luz de su misión, y en la manera fiel en que la llevó a cabo, no se ha levantado ninguno más grande que Juan (ni aun Moisés, Elías, etc., aunque pudieran ser considerados “tan grandes como” Juan).

Pero de nuevo, Jesús dice que el más pequeño en el reino de los cielos es “más grande” que Juan. ¿Cómo puede ser esto...?]

II. LA GRANDEZA DE AQUELLOS QUE ESTÁN EN EL REINO

A.  GOZAMOS DE UN CONOCIMIENTO MÁS GRANDE DE CRISTO...

1.  El conocimiento limitado de Juan acerca de Cristo se implica por su pregunta – Mt 11:2-3

a.  Él no había visto lo que los discípulos de Jesús habían visto

b.  Él no había oído lo que los discípulos de Jesús habían oído – ver Mt 13:16-17

2.  Por medio de las enseñanzas posteriores de Cristo y de Sus apóstoles...

a.  ¡Conocemos la maravillosa historia de la cruz!

b.  ¡Conocemos la naturaleza del reino, su establecimiento, su gloria futura!

c.  Conocemos “muchas cosas” que ni aun el mismo Jesús había enseñado a Sus apóstoles hasta después que fue enviado el Espíritu Santo! – ver Jn 16:12-13

 -- ¡Aun “el más pequeño en el reino” sabe cosas acerca de Jesús y de Su iglesia que Juan no sabía!

  B. DISFRUTAMOS UNA MEJOR POSICIÓN EN ESTA VIDA...

1.  Juan no estaba en el reino de los cielos (o en la iglesia) durante su vida

a.Él proclamó que estaba “cercano” – Mt 3:1-2

b.Aun Jesús y Sus apóstoles estaban aun predicando que estaba “cercano” – Mt 10:7

c.Jesús hablaría más tarde de construir Su iglesia – Mt 16:18

2.  Pero con el establecimiento de la iglesia, aquellos que están en ella...

a.Han sido trasladados al reino del Hijo de Dios – Col 1:13; ver Apoc 1:9

b.Han sido hechos real sacerdocio y nación santa – 1 Ped 2:9

 -- Juan vivió bajo el Antiguo Testamento; aun “el más pequeño en el reino” vive bajo el Nuevo Testamento con su mejor sacrificio, esperanza, y promesas – Heb 7:9; 8:6

  C. DISFRUTAMOS PRIVILEGIOS MÁS GRANDES...

1.  Juan ciertamente disfrutó privilegios maravillosos

a.Fue lleno del Espíritu desde el vientre de su madre – Luc 1:15

b.El cual ciertamente lo ayudó a cumplir su misión

2.  Pero Jesús ofrece cosas que Juan no tuvo; por ejemplo...

a.Un regalo (o repartición) del Espíritu que no se dio hasta que Jesús fue glorificado – Jn 7:37-39

1)  Algunas otras cosas como la inspiración o los poderes milagrosos que muchos habían disfrutado antes que Jesús fuera glorificado (ascendido a los cielos)

2)  Las efusiones del Espíritu en el Pentecostés, y que todos los salvos habían experimentado “por el lavamiento de la regeneración y por la renovación del Espíritu Santo” – Tito 3:5-7

3)  Juan fue nacido de mujer, pero aquellos que están en el reino son “¡nacidos del Espíritu! – ver Jn 3:5

a) De esta manera recibimos “el don del Espíritu” – Hech 2:38

b) Un regalo que nos ayuda a liberarnos del poder del pecado – ver Rom 8:11-13

c) Un regalo no disfrutado por aquellos que estaban bajo el Antiguo Pacto – ver Rom 7:14-8:4

  b. La comunión de la iglesia, el cuerpo de Cristo – Rom 12:5

1)  Recuerde que Juan pasó su vida en el desierto, y después en la prisión

2)  Él no disfrutó las bendiciones de la comunión disponible para los “más pequeños” en el reino

3)  Como fue prometido por Jesús, tenemos una familia con una cantidad de miembros cien veces mayor en esta vida, algo que Juan nunca tuvo – Mr 10:28-30

  -- Podrían ser mencionados muchos otros privilegios peculiares para los que están bajo el Nuevo Pacto, ¡todos los cuales son disfrutados hoy por “los más pequeños en el reino”!

CONCLUSIÓN

1.  Por lo menos de tres maneras, entonces, somos “más grandes” que Juan el Bautista...

a.  En nuestro conocimiento de Jesucristo

b.  En nuestra posición en la vida al estar en Cristo

c.  En nuestros privilegios ofrecidos por Jesucristo

2.  Como dice J.W. McGarvey: “Encontramos en este pasaje que todo lo verdaderamente grandioso se levanta de la asociación, de la relación y del contacto con Jesucristo” (El Evangelio Cuádruple)

a.  Como el precursor de Cristo, Juan fue tan grande como cualquier otro maestro, profeta, sacerdote, legislador, y rey

b.  Como los beneficiarios de Cristo, aun el más pequeño de los que están en el reino son más grandes que él

3.  ¿No debe llenarnos esto de humildad, de gratitud, y de un deseo para un servicio más grande...

a.  ...que Jesús hubiera concedido tan grandes bendiciones sobre nosotros?

b.  ...que debemos ser más dedicados en nuestro servicio a Cristo?

1)  Produciendo el fruto del Espíritu en nuestras vidas

2)  Nutriéndonos y disfrutando la comunión de la familia de Dios

3)  Proclamando el evangelio de Cristo y del reino en su plenitud

Si Juan tuvo tanta fidelidad en lo que es menos, ¿no deberíamos ser más diligentes cuando tenemos lo que se ha dicho que es más?

“Porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.” (Luc 12:48)

 <<Anterior | Siguiente>>

hit counter
html hit counter

Al índice