EL PRECIO DE NO SEGUIR
A CRISTO

 

Luc. 14:25-33

 

INTRODUCCIÓN:
       Mucha gente le presta mucha atención a las cosas que tendrán
que dejar por seguir a Cristo. De veras, cuesta seguirle.
Cristo quiere que contemos los gastos, Luc. 14: 28,29
Pero, ¡cuidado!, es infinitamente más caro no seguirle.

I. TIENE SU PRECIO SEGUIRLE
A. "Aborrecer" familia (Amar menos) Luc. 14:26a
B. "Aborrecer" su propia vida, Luc. 14:26b
C. Tomar su cruz, v.27
D. Renunciar a todo lo que posee, v. 33

II. TIENE SU PRECIO NO SEGUIRLE
A. Llevará vida dura, Prov. 13:15
       1. Rompe leyes, se complica la vida
       2. No tiene un Salvador en quien descansar
       3. No tiene esperanza, felicidad
B. Grande su ruina, Mat. 7:26-27
A. Morir en sus pecados, Juan 8:24
C. Perder su alma, Mat. 16:26
D. Tener su parte con los hipócritas, Luc. 12:46

CONCLUSIÓN:
       Cuesta edificar la torre, pero cuesta más no edificarla.
No es difícil ver que cuesta más No seguir a Cristo que seguirle.
La inteligencia está del lado de ser cristianos y obedecer a Cristo.
 

Sermón por Valente Rodríguez

A su índice respectivo                   <<Anterior - Siguiente>>


 

.