EL ALCOHOL Y LAS DROGAS
Por Bill H. Reeves
Traducido por Valente Rodríguez.
El hermano Bill Reeves puede escribir en un castellano perfecto,
pero este artículo lo escribió en inglés.
excelente, pero este artículo lo escribió en inglés. 

 
 

Introducción:

      Nuestro asunto es doble, tratando primero del alcohol (que es ¡una droga! Pero es una droga legal), y luego trataremos de las drogas ilegales (o sustancias controladas, narcóticos).
      La palabra droga es genérica. Piense en todas las cosas que se venden que son peculiares a una farmacia (como crema dental o champúes o peines). Pero estamos hablando de drogas narcóticas. (narcótico = del Gr., Narkotikos = lo que entume, atiesa, deja estupefacto, adormece, y por lo tanto alivia el dolor). El alcohol es una de esas drogas, ¡la más común!
      "Está bien beber mientras no me meta con las drogas", es una declaración absurda. ¡El alcohol es una de las drogas más antiguas que existe!

I. ALCOHOL (la droga legal)
A. En la primera mitad de esta lección, la cuestión ante de nosotros: ¿Tiene derecho el cristiano de consumir bebidas alcohólicas socialmente? ¿Autoriza Dios al cristiano a apoyar (¡aunque sea moderadamente!) a la industria del licor?
      1. El bebedor necesita la evidencia clara de dos cosas: (1) Que Dios aprueba, y (2) que lo hace a la bebida intoxicante para el consumo humano, en el mismo pasaje bíblico. Hay pasajes sobre cada una de estas cosas, ¡pero no de ambas juntas!

      2. El vino no se hace a sí mismo. Las uvas que se dejan solas se pudren, no se convierten en vino. ¡El vino es hecho por los fabricantes de vino! Los lagares representan un arte hecho por el hombre. ¡Recuerde, las uvas no se vuelven vino!

      3. Las bebidas alcohólicas tienen una droga peligrosa que tiene energía robadora de la mente: alcohol etílico, el agente intoxicante en la cerveza, el vino y el whisky. Es droga sedante; es adictivo, alterador de la mente, que cambia la personalidad, roba el juicio, y es perjudicial al cuerpo. Inmediatamente que entra al cuerpo, afecta la parte del cerebro que hace funcionar nuestras inhibiciones, disminuyéndolas. ¡Quita la sobriedad! Solamente el hígado puede lo puede quemar. Es tan efectivo como la mariguana.

            a. toxina = sustancia venenosa. Intoxicación = un estado anormal que es esencialmente un envenenamiento. (recuerde, el cuerpo es el templo que alberga el espíritu que Dios dio).
             b. esclerosis = el endurecimiento del hígado, un efecto de injerir alcohol en el cuerpo.

B. La palabra española “vino”/ Gr. “oinos” (en la Biblia hay 13 palabras diferentes usadas para “vino”). “Vino” es una palabra genérica para el jugo de uva sin fermentar y fermentado. La palabra “vino” no decide nada en cuanto al estado embriagador, o no embriagador. La palabra “vino” en nuestras versiones españolas de la Biblia, enfáticamente lo digo, ¡no significa exclusivamente “bebida alcohólica”!

      1. Puede significar la uva misma, como de también el jugo de uva o el vino fermentado (que sin la destilación no puede exceder el 14% de contenido alcohólico).
           
a. Declaración de Aristóteles: “La palabra ‘vino’ (oinos) es ambigua y vinos diferentes se comportan de diferentes maneras.”

            b. Neh. 5:18, “Lo que se preparaba para cada día era un buey y seis ovejas escogidas, también eran preparadas aves para mí; cada diez días toda clase de vino …”.

      2. Puede significar la uva misma.
           
a. Deut. 28:39, ASV, “Plantarás y cultivarás viñas, pero no beberás del vino ni recogerás [las uvas], porque el gusano los comerá”. Pero nosotros no juntamos líquidos, ni los gusanos comen vino. Así, la mayoría de las versiones inglesas suplen la frase “las uvas”. Pero noten la versión de Los Setenta: Plantarás una viña, y la cultivarás, y no beberás el vino ni te deleitarás con él (el vino-BHR), porque el gusano lo devorará (al vino-BHR)”. Aquí la palabra es Oinos (Heb. Yayin) = “vino”, que es recogido y que ¡los gusanos comen! Aquí “vino” está ¡significando uvas!

      3. Puede significar jugo de uva fresco, sin fermentar, que fue bebido comúnmente en épocas antiguas.
            a. Gén. 40:11, "Y la copa de Faraón estaba en mi mano; así que tomé las uvas y las exprimí en la copa de Faraón, y puse la copa en la mano de Faraón."
            b. Gén. 49:11, paralelismo hebreo, "El ata a la vid su pollino, y a la mejor cepa el hijo de su asna; él lava en vino sus vestiduras, y en la sangre de las uvas su manto"; es decir, en jugo de uva.
            c. Isa. 65:8, "Así dice el SEÑOR: Como cuando se encuentra mosto en el racimo y alguien dice: 'No lo destruyas, porque en él hay bendición'"...
          d. Isa. 16:10, "...No pisa vino en los lagares el pisador..."
            e. Jer. 40:10,12, "recoged vino y frutos" (Los líquidos no se recogen)
            f. Jer. 48:33, "He hecho que se acabe el vino de los lagares; nadie con gritos los pisará, y si hay gritos no serán gritos de júbilo".
            g. Joel 3:18, "Y sucederá que en aquel día los montes destilarán vino dulce, las colinas manarán leche".
            h. Amos 9:14, "plantarán viñas y beberán su vino, y cultivarán huertos y comerán sus frutos." (no habla de hacer el vino; sino de beberlo de las viñas).

      4. Puede significar el jugo de uva fermentado.
            a. Prov. 20:1, "El vino es escarnecedor, la bebida fuerte alborotadora, y cualquiera que con ellos se embriaga no es sabio."
            b. Prov. 23:31, "No mires al vino cuando rojea, cuando resplandece en la copa; entra suavemente, 32 pero al final como serpiente muerde, y como víbora pica. 33 Tus ojos verán cosas extrañas, y tu corazón proferirá perversidades. 34 Y serás como el que se acuesta en medio del mar, o como el que se acuesta en lo alto de un mástil. 35 Y dirás: me hirieron, pero no me dolió; me golpearon, pero no lo sentí. Cuando despierte, volveré a buscar más."
(1) Fíjese que ¡no se dice nada aquí sobre "exceso" en beber este vino!
            c. Hab. 2:5, "Además, el vino es traicionero, hombre arrogante, de modo que no se queda en casa. Porque ensancha su garganta como el Seol, y es como la muerte, que nunca se sacia; reúne para sí todas las naciones, y recoge para sí todos los pueblos."

C. Comentemos brevemente respecto a algunos pasajes pertinentes:
      1. Prov . 31:6,7, “Dad bebida fuerte al que está pereciendo, y vino a los amargados de alma. Que beba y se olvide de su pobreza,  y no recuerde más su aflicción."
¿
Es esto una orden para dar bebida fuerte al que está pereciendo, y vino al amargado de alma, de modo que pueda ser “fortalecido”, y no padezca dolor? No; acabamos de leer en Hab. 2:5 que tal vino es traidor, y es como la muerte, etc. Así pues, miremos también los dos versículos anteriores (4, 5) de este proverbio: “No es para los reyes, oh Lemuel, no es para los reyes beber vino, ni para los gobernantes [decir] dónde está la bebida fuerte; 5 no sea que beban y olviden lo que se ha decretado, y perviertan los derechos [debidos] a cualquiera que esté afligido”. ¡Se condena la bebida fuerte! Entonces, evidentemente, “dar” significa aquí “déja”, a los que lo toman, que lo tomen. ¡No es un mandamiento a enviar al afligido en espíritu a la cantina! Considere unos ejemplos
de este tipo de lenguaje:
            a. Ecl.11:9 "Alégrate, joven, en tu mocedad, y tome placer tu corazón en los días de tu juventud. Sigue los impulsos de tu corazón y el gusto de tus ojos; mas sabe que por todas estas cosas, Dios te traerá a juicio."
            b. Isa. 50:11 "He aquí, todos vosotros que encendéis fuego, que os rodeáis de teas, andad a la lumbre de vuestro fuego y entre las teas que habéis encendido. Esto os vendrá de mi mano: en tormento yaceréis."
            c. Mat . 23:32, "Llenad, pues, la medida de la culpa de vuestros padres."
            d. Efes. 4:26, "Airaos, pero no pequéis."

          2. Juan 2:9,10, (en fiesta de la boda en Can
á, Jesús convierte el agua en vino) “Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, 10 y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando [los hombres] ya han bebido mucho, [entonces] el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora”.
                   
a. Recuerde, nuestra palabra española vino, en nuestro día y tiempo, lleva una connotación que no necesariamente debe ser forzada en la palabra griega usada aquí, ¡oinos! ¡No suponga que Jesús hizo una bebida intoxicante comparable a nuestros vinos bien conocidos de hoy! Lo que tomaría mucho tiempo a lo natural, como la lluvia que cae es absorbida por la tierra y después fluye a través de la vid para producir uvas, de las cuales se exprime el jugo, ¡Jesús milagrosamente hizo ese jugo en un momento!
                    b. “
bebido mucho” = medio tomados?? Si Jesús hizo vino intoxicante (unos 568 litros de él!), entonces él hizo algo y lo compartió con la gente medio tomada en el banquete y la hizo ¡que estuviera aun más tomada! Entonces él habría promovido la embriaguez; pero, según el Gál. 5:21, la embriaguez es una obra de la carne que causará la condenación eterna.
                    c. “buen vino” = significa un contenido más alcohólico? Tal reclamo demuestra simplemente el prejuicio de la persona que lo hace. En días del N. T. significó puro, fresco, dulce. ¡Así lo atestigüan escritores de esas épocas!

          3. Luc. 5:37-39, “37 Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. 38 Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. 39 Y ninguno que beba del [vino] añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.
                     a. Jesús podría haber significado que el jugo de uva fresco se puso en los odres nuevos para la preservación, y no en los viejos que, contaminados por haber sido usados anteriormente, podrían entonces comenzar la fermentación y el ácido fénico producido partiría los odres viejos  (como posiblemente incluso lo haría a los odres nuevos). Fíjese en Job 32:19,
“He aquí, mi vientre es como vino sin respiradero, está a punto de reventar como odres nuevos.”
                    b. O, si Jesús t
enía en mente el vino nuevo que se había comenzado a fermentar, entonces el odre nuevo se expandiría y permitiría que la fermentación continuara.
                    c. Él no está diciendo ese “vino viejo” tenía el contenido alcohólico mientras que el nuevo era simplemente jugo de uva, y que
aquello lo hizo mejor. Él podría estar diciendo cuál era la opinión general del público entonces (y esto puede ser probado por testimonios) que el vino viejo (el jugo hervido hecho jarabe y más tarde adelgazado con agua era considerado mejor (en sabor y dulzura) que el vino nuevo, o sea jugo de uva recientemente exprimido. Como era apropiado elegir el que supiera mejor de las dos clases de vino (ninguno de ellos estaba fermentado), era apropiado que sus discípulos no ayunaran en aquel tiempo.
                    d. El punto de Jesús es lo inapropiado de ciertas cosas para ilustrar lo inapropiado de que sus discípulos ayunaran en aquel tiempo.
 

            4. Rom. 14:21, “Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni [hacer] nada en que tu hermano tropiece, o se ofenda, o se debilite.”
                   
a. ”Algunos suponen que el “vino” aquí es intoxicante y que puede ser bebido provisto que nadie  se ofenda por causa de él. ¡Suponen lo que no pueden probar, y hacen un argumento en “basado” en ello!
                   
b. El contexto y los pasajes asociados (1 Cor. 8 y 10) indican que la “carne” y el “vino” aquí fueron mencionados fueron de la misma clase que los utilizados en sacrificios a los dioses paganos. Los “vinos” fueron vertidos sobre las ofrendas a los dioses. Si fue vino sin fermentar o fermentado, eso no toca el punto. Tanto la carne como el vino aquí tratados fueron de las cosas que Pablo llama “limpias, buenas” en sí mismas, pero podían ser utilizados de modo de causar a otras pecar. ¿Tenía Pablo en mente, al decir “limpias” y “buenas”, los productos destructivos de la cervecería y de la vinatería?

            5. Efes . 5:18, “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu”. Aquí obviamente la palabra “vino” tiene referencia a la clase que intoxica; la que causa borrachera, una obra de la carne. Tal es el resultado de meterse con el “escarnecedor”, o con la “alborotadora”. (Prov. 20:1)

            6. 1 Tim. 3:8, “Los diáconos asimismo [deben ser] honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas;
                   
a. Al que favorece la bebida a menudo se le oye argüir que este pasaje prueba que está muy bien tomar un poco de vino (ser un bebedor social), mientras no sea dado a mucho vino.
                    b. El contexto no permitirá esto. No se contrastan las cantidades de vino que se consume. Pablo acababa de decir que el diácono debe ser grave o sobrio. “Dados a mucho vino” es lo contrario de la gravedad y de la sobriedad. Cualquier cantidad de alcohol que se consuma disminuye la sobriedad.

            7. 1 Tim. 5:23 “Ya no bebas agua, sino usa de un poco vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades.”
                    a. No “bebas”, sino “usa de” un poco vino. Aquí se refiere obviamente al uso medicinal del vino. El uso medicinal del vino también se ve en Luc. 10:34, donde casi de seguro fue vino fermentado y así ha de haber servido como antiséptico.
                    b. Timoteo ya no iba a beber solamente agua, pero debido a sus problemas del estómago él debía usar algo de “vino”. No sabemos si este vino estuvo fermentado o no. El vino sin fermentar (jugo de uva) sería muy alimenticio y además beneficioso a su salud, en comparación con el agua disponible inadecuada para beber. Habría sido el “vino” (jugo de uva envenenado), con su propio alcohol etílico, sido tan beneficioso a su estómago? ¡Quizás, pero todavía seguía siendo solamente una prescripción, no una bebida social!
                    c. ¡El uso medicinal del vino no apoya más el beber socialmente que lo que apoya el uso medicinal de la heroína al tráfico de drogas!

            8. Vea Mat.. 11:18,19, “Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: Demonio tiene. 19 Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dicen: He aquí un hombre comilón, y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores”.
                   
a. ¿Era esto una representación verdadera de Juan y de Jesús, o una representación falsa? ¿Qué ayuda obtiene en este pasaje el que favorece la bebida?

D. El argumento de la moderación? (o, la “teoría del exceso”). Este argumento es popular, aun entre algunos hermanos, debido al hecho de que las bebidas alcohólicas son socialmente aceptables en nuestra sociedad hoy, y se han legalizado desde hace mucho tiempo. (las advertencias de los peligros para la salud son obligatorias en las cajetillas de los cigarrillos; ¿por qué no en las botellas de vino, de  cerveza y de whisky? Respuesta: La tomada alcohólica está ¡demasiado extendida y es muy popular!)
 
            1. Se ha argumentado que cuando Pablo condenó la embriaguez, él aprobó la moderación en beber las bebidas alcohólicas. Como dice la industria del licor con su sabiduría mundana: “Tome responsable-mente”. Suena bien, ¿no? ¡Pero no es bíblico! Y, ¡es una contradicción de términos! ¡La persona reacciona lenta y torpemente por causa del alcohol etílico!
 
            2. El bebedor social tiene que probar que Jesús utilizó y aprobó el vino alcohólico para consumo general. El onus probandi (la carga de la prueba) está en él para probar que Jesús hizo y compartió vino alcohólico en la boda de Caná (Juan 2). Pero eso no se puede probar; la conducta de Jesús no se puede utilizar para defender la tomada social. El que favorece la bebida es quién debe ocuparse de la cuestión de la moralidad aquí, no yo. Contiendo que Jesús hizo milagrosamente más de 500 litros de jugo de uva y los dio para el consumo de los que ya habían bebido mucho del mismo que el hombre había preparado. Jesús no habría violado Hab. 2:15, “¡Ay del que da de beber a su prójimo!”
           
3. El que favorece la tomada argumenta que ya que Pablo dijo “no dado a mucho vino" (1 Tim. 3:8), que está bien beber con moderación los vinos de tiempos modernos (¡muchos con 20 % de contenido alcohólico!).
                     a. Pongamos a prueba ese argumento en estos pasajes:
                                    (1) 1 Tim. 3:8 “no codicioso de ganancias deshonestas”. ¿Está bien ser codicioso de ganancias honestas (dinero, ganancias monetarias)?
                                         (2) Prov. 23:22, "Cuando tu madre envejeciere no la menosprecies". ¿Es bien menospreciarla cuando ella es joven?
                                    (3) Eccl.7:17, "No hagas mucho mal, ni seas insensato; ¿por qué habrás de morir antes de tiempo?" ¿Está bien hacer un poco de mal?
                                        (4) 1 Ped. 4:4 "A estos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución. ¿Esta bien correr a la disolución si no es en desenfreno?

           4. Si con poca (“moderación”) o mucha ingestión de alcohol, tanto así de veneno se pone en el cuerpo. “Pero el alcohol se usa como vehículo para las medicinas que sirven para combatir la enfermedad”. Sí, por razones del transporte y de la preservación. Pero en tal arreglo hay una compensación entre el daño de un bajo porcentaje de alcohol y las ventajas de una medicina que combate la enfermedad.
            5. Pero, nos dicen: “Se condena hacerlo en exceso”. Cualquier cosa en exceso se condena, incluso la miel, (Prov. 25:27, “Comer mucha miel no es bueno”). La moderación está solamente en consideración de lo que es bueno. Nada ilegal se puede hacer correctamente con moderación. En Prov. 20:l (“El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora, Y cualquiera que por ellos yerra no es sabio”) ¡No hace excepción para la moderación!
            6. “Beber con moderación, responsablemente” = equivale al  retiro moderado de saber escoger, de la sobriedad, y ¡justifica la venta (tener en función los bares) y la fabricación (las cervecerías, los lagares) del producto (para el uso moderado, por supuesto)! Todos los alcohólicos comenzaron con la primera copa.

E. El beber socialmente y el apóstol Pedro
1 Ped. 4:3 “
Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.”.

      1. Embriagueces = trata de tomar vino en abundancia.
      2. = Gr. Orgías = komos. Thayer: “fiestas para tomar. ... el placer de irse de juerga”
      3. Disipación = Gr., potos (piense en la palabra española “potable”). Thayer: “el trago, “la disipación”. “competencias para ver quién bebe más”, dice el interlineal de Marshall.
      4. Éste es el cuadro de “la buena vida” de la TV: Luces brillantes, música, hombres bien parecidos y mujeres hermosas, en un ambiente de gala, con cerveza o vino en sus copas. El “hombre  sofisticado: bien vestido, bien parecido, y con su vaso de licor en la mano (y, en el pasado, ¡con un cigarrillo encendido en la otra mano!).
      5. Pedro dice que nosotros los cristianos dejamos todo eso en el pasado; ¡Que ya no andamos en tales actividades!

F. Algunas observaciones para cerrar:
      1. La mayoría de las iglesias (e incluso muchas iglesias de Cristo!) usan vinos de tiempos modernos en la cena del Señor, argumentando “que el vino (o, jugo de uva) no se puede conservar por largo tiempo, y que no se había uvas disponibles fuera de la temporada en tiempos del Nuevo Testamento.” ¡Falso! La evidencia es abundante que el jugo de uva fue hecho jarabe por hervirlo, o semisólido, (y también lo secaban haciéndolo pasas), para disolverlo más tarde con agua a forma líquida, que fue embotellado en pieles, y que los manojos de uvas fueron colgados y guardados por largo tiempo.

      2. “¿Dónde está la Escritura que dice que beber vinos modernos con moderación es pecado?” Bueno, dónde está la Escritura que en tantas y cuantas palabras condena las películas clasificadas X, los juegos de azar, la pornografía, la poligamia y el concubinato, el intercambio de esposas, vivir juntos como casados, etc. Dicho lo anterior, ¿quién está exige ahora un pasaje que condene algo en términos específicos?

      3. “¿Una cerveza lo envía a usted al infierno”?, es una pregunta enmarcada en prejuicio. ¿Una cerveza qué? ¿Por hora? ¿Por día? ¿Por toda una vida? Contesto con una pregunta: ¿10? ¿100? ¿500? Si lo envían al infierno 100, ¿99 no? ¿Sobre qué base pone USTED SU número? Una cerveza no mantiene a la industria del licor, pero si millones de personas toman el hábito de “una cerveza”, la industria se mantendrá ocupada! La cuestión es una de actitud hacia las bebidas que intoxican: ¿usted está promoviendo la bebida de ellas, u oponiéndose a ella? Cierto que una mala actitud enviará a cualquier alma al infierno. Una actitud de querer abandonar malos hábitos y costumbres para producir en la vida de uno los “frutos del Espíritu” ¡(Gál. 5:22,23) es lo que se necesita ¡para no ir infierno!

      4. ¡Es difícil estar al día con las estadísticas sobre el alcoholismo en nuestro país! ¡Los altísimos costos de pérdida de vidas en accidentes relacionados con el alcohol (a menudo de gente inocente que era sobria), de suicidios, de pérdida de horas-hombre del trabajo, de tratamientos extendidos de la droga, de pérdida de entradas para la familia y de otros sufrimientos relacionados, suman cantidades astronómicas de dólares! No intentaré introducir tales cifras en esta lección.

I
I. DROGAS (el tipo ilegal) (“Sustancias, por prescripción, controladas”)
(Mucho de lo que se ha dicho sobre el alcohol, la droga legalizada, se aplica también a las drogas ilegales. Así pues, esta sección será más breve).
A. Recuerde: ¡cada pasaje bíblico sobre ser sobrio, la sobriedad, ser grave, tener dominio propio, es una condenación de las drogas legales e ilícitas! ¡Las drogas ilegales populares alteran la mente en mayor o menor grado! ¡Entumen! ¡Reducen la sensación! ¡Transportan a un país de fantasía! En esto radica su popularidad.
            1. La verdad es la realidad. Una mentira (lo pseudo) es fantasía, sueño, lo que se desea pensar, pretension, imaginación, engaño. La realidad y la responsabilidad van tomadas de la mano; la mentira y la irresponsabilidad también van tomadas de la mano.
            2. Escoger pertenece a todos, y cada uno escoge a diario. Pero lo escogido, no la persona, determina las consecuencias. Nosotros elegimos la verdad o lo falso, pero la verdad y lo falso eligen las consecuencias.
                        a. Jer. 6:19, “Yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos”.
                        b. Jer. 17:10, “(Dios da al hombre) según el fruto de sus obras.”.
                        c. Gál. 6:7, “pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”. 

            3. Razones por qué beben los jóvenes:
                        1 - para probar su “madurez”, su entrada social a la edad adulta. ¿No beben los adultos?
                        2 - para “hacer un viaje”, "ponerse high" = escapar de sus problemas (no enfrentarlos y conquistarlos)
                        3 - para conformarse, responder a la presión de sus iguales, tener apariencia de “normal”: “Todos lo están haciendo”
                                    a. ¡Pero los cristianos son líderes (luz, sal), no seguidores! Nosotros encendemos la luz; ¡Nosotros preservamos!
            4. “Drogas recreacionales” = realmente es un eufemismo para el daño al cerebro, al sistema nervioso, al cuerpo, y al alma. Producen un ciclo sin fin: De la euforia a la depresión, a más “crack” para salir de la depresión a la euforia, ad infinitum.

B. Una lista general de drogas ilícitas:
            1. COCAÍNA - extraída de la coca se va, con sus derivados: roca (por su aspecto: Astillas de piedra), y crack (por el sonido que hace en la pipa cuando se fuma). ¡La cocaína rock es mucho muy adictiva y mortal!
                        a. ¡Produce euforia, seguido por depresión devastadora que a su vez crea la necesidad de fumarla otra vez! El ciclo adictivo. ¿Y cómo pagar el ciclo cada vez mayor? Con robar, que termina a menudo en asesinato involuntario.
                        b. Efectos a largo plazo: Depresión, suicidio, homicidio. Destruye el cuerpo y la mente.
            2. La MARIGUANA (Maria Juana) - sacada de hojas secas y de lo florido de la planta cannabis sativa, fumada en pipas o cigarrillos.
                        a. Dañina al cerebro, a los pulmones, al corazón, al sistema repro-ductivo y al motor de habilidades. “Petrificado” “en otro espacio” = fuera de tacto con lo que le rodea; ¡Así pues, fuera de tacto con la realidad! Esto es lo contrario al mandamiento de Dios de que estemos siempre sobrios. Decir no a la mariguana es generalmente un No a ¡toda la cultura de la droga! O, su uso es la puerta de entrada a la cultura de las drogas.
           
3. ESTIMULANTES (“levantadores”, por la mañana; y depresivos (“bajadores”, por la noche) = drogas que contienen los productos químicos que estimulan el sistema nervioso central.
                        a. Éstas son píldoras pep (o anfetaminas). Empujan más allá de los límites normales de la resistencia.
                        b. Efectos: El regocijo, la euforia, y la hiperacción que da lugar a menudo a los accidentes / muerte (especialmente entre los atletas).
            4. Los DEPRESIVOS son sedativos prescritos para la ansiedad, la tensión, el insomnio, los espasmos musculares, y la irritabilidad, pero tienen efectos intoxicantes.
                        a. Ejemplos: Los barbitúricos, el Valium. El efecto es como el del alcohol: habla que no se distingue, el pulso débil y rápido, respiración baja, y con la sobredosis, entrar en coma y muerte.
                        b. Las drogas “Cita para violación” caen en esta categoría.

            5. NARCÓTICOS - (de la palabra griega, entumir, amortiguar), para el alivio del dolor severo.
                        a. Ejemplo: Heroína. De las amapolas del opio. Se fuma, se inhala, se inyecta (“vena principal”). Es altamente adictiva y tiene síntomas severos al tiempo de quitarse de ella. Para sufragar la adicción, los adictos se involucran a menudo en el crimen (robo), en la prostitución, e incluso en el asesinato.
            6. ALUCINÓGENOS - Drogas manufacturadas químicamente.
                        a. Ejemplo: El LSD, un alucinógeno de gran alcance, se hizo popular en los años “rebeldes sesentas”. Da un sentido desorientado de la dirección, de la distancia y del tiempo (alucinación). “Malos viajes” pueden dar lugar a la pérdida de control e incluso conducir al suicidio.
            7. INHALANTES (no son ilegales, pero se abusa de sus propósitos) = productos químicos hechos para pegar, para pulir, para pintar y cosas combustibles, pero que pueden causar ponerse “high” (alteración de la mente) si respiran en concentración (no en áreas bien ventiladas).
                 a. Ejemplos: Líquido para encendedor, pegamento, adelgazador de pintura, aerosol de pelo, aerosol vegetal de cocina, la punta de fieltro de marcadores, etc.
                           b. Efectos: desde mareo hasta la relajación y entonces a la depresión e incluso a caer en coma. Resultado final: hospital, prisión, muerte.
                         c. “Olfatear” daña el cerebro, el hígado y los riñones, la garganta y los pulmones. Es adictivo.

Conclusión:
            1. Los cristianos obedecen las leyes del país. Ellos no tienen ningún problema con el “abuso de substancias”.
                      a. Rom. 13:1,2 “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las [autoridades] que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.
            2. No debemos abusar de nuestros cuerpos, sino utilizarlos para la gloria de Dios.
                         a. 1 Cor. 6:19,20, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo”.
            3. Hacerse adicto a cualquier cosa es malo.
                         a. 1 Cor. 6:12, “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna".
            4. Eche sus cuidados sobre el Señor - ¡ningunas ansiedades! La oración es el verdadero “tranquilizador”, la sustancia de que ¡no se puede abusar!
                         a. Fil. 4:6,7 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.
                         b. 1 Ped. 5:7 “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”.
 
          
5. Padre y madre: sean padres, no compañeros. CONOZCAN a los amigos de sus hijos, su música, las películas que ven, sus gastos, el uso de su tiempo, su tarea de la escuela. ¡Condúzcalos, no los abandone! ¡Condúzcalos, no los deje solos! Ni “tiempo de calidad” ni “tiempo de piso”, ¡sino sean padres siempre! Enséñelos a trabajar, a ayudar a otros, a tener pasatiempos creativos, ¡a vivir vidas ordenadas!

C. Conclusión:
     1. Los cristianos obedecen las leyes del país. Ellos no tienen ningún problema con el “abuso de substancias”.
            a. Rom. 13:1,2 “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las [autoridades] que hay, por Dios han sido establecidas. 2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.
     
2. No debemos abusar de nuestros cuerpos, sino utilizarlos para la gloria de Dios.
            a. 1 Cor. 6:19,20, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros,(1) el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo”.
      3. Hacerse adicto a cualquier cosa es malo.
            a. 1 Cor. 6:12, “Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna".  
     
4. Eche sus cuidados sobre el Señor - ¡ningunas ansiedades! La oración es el verdadero “tranquilizador”, la sustancia de que ¡no se puede abusar!
a. Fil. 4:6,7 “
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.
            b. 1 Ped. 5:7 “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”.
     
5. Padre y madre: sean padres, no compañeros. CONOZCAN a los amigos de sus hijos, su música, las películas que ven, sus gastos, el uso de su tiempo, su tarea de la escuela. ¡Condúzcalos, no los abandone! ¡Condúzcalos, no los deje solos!  Ni “tiempo de calidad” ni “tiempo de piso”, ¡sino sean padres siempre! Enséñelos a trabajar, a ayudar a otros, a tener pasatiempos creativos, ¡a vivir vidas ordenadas!
     
6. El humanismo, con su predicación de la “autoestima”, ha convertido a los hijos unos mimados,  egoístas malcriados. ¡Enseñe al chico a amar, a dar, a pensar y a hacer cosas para otros y él conseguirá ¡toda la estima que él puede llevar en peso! Y, él gozará de lo que él está haciendo que trae esa estima y aprecio.
      7. “ATRÉVETE a decir No”. ¿Por qué? ¿Quién lo dijo? ¿Qué motivación es ésa? Eso es una solución artificial que no ha funcionado. Solamente el temor de Dios solucionará el problema. En realidad, la cosa no es decir: “Atrévete a decir No”, sino lo de Eclesiastés 12:13,14.
            a. Eccl. 12:13, 14 “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. 14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala”.
            b. Ese lema apela al orgullo; ¡es un substituto pobre para la convicción y la dedicación a la verdad, a Dios! Mejor sea usted como el hombre joven de Ezek. 18; ¡él vio y consideró!!!!
                        (1) Ezek. 18:14,28 “Pero si éste engendrare hijo, el cual viere todos los pecados que su padre hizo, y viéndolos no hiciere según ellos;... Porque miró y se apartó de todas sus transgresiones que había cometido, de cierto vivirá; no morirá.
     
8. Aquí está la razón para evitar las drogas ilegales y todo pecado:
            a. Gál. 6:7,8 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.  8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.”

      El camino de la cruz, al cielo; el camino de las drogas, al infierno.

Nota: Este artículo no contiene una bibliografía, pero Bill H. Reeves declara que él es deudor a otros autores por mucha de la información presentada.
 

 
 

A un índice

 
free hit counter