CUANDO TE CASAS CON ALGUIEN
QUE NO ES UN
CRISTIANO

Dick Blackford

Versión de Armando Ramírez
 

 
 

 

      Recientemente una señorita me pidió un consejo para una amiga. Me fue requerido con profundo interés por la condición de otra Cristiana. La amiga se había casado con alguien que no era un Cristiano. El tenía una disposición amarga, abusaba verbalmente de ella y de sus hijos, y desafortunadamente la única parte de la Biblia que ella había sido capaz de enseñarle era Efesios 5:22. Este verso dice que las esposas deben someterse a sus maridos, él tomó ventaja de la situación y frecuentemente le requería que hiciera tareas sin sentido, solo para probarle que ella estaba en sujeción. Yo deseaba poder decirle a ella que tenía todas las respuestas que su amiga estaba necesitando y que era capaz para darle algún muy sabio consejo, el cual traería la solución completa a los problemas, pero no puedo.

  ALGUNAS ADVERTENCIAS

    Yo reconozco que no estamos viviendo bajo la ley de Moisés, pero esta ley fue escrita para nuestra instrucción (Rom.15:24). Bajo la ley Mosaica, Dios estrictamente prohibió a su pueblo casarse con miembros de pueblos paganos (Deut.7:3-4). Salomón se casó con esposas paganas y ellas apartaron su corazón de Dios para servir a los ídolos. Dios castigó a Salomón por casarse con mujeres extranjeras (1 Rey.11:1-13). Problemas similares han sido encontrados entre los Cristianos que se han casado con aquellos que no lo son. Si ellos pierden la fe sería imposible agradar a Dios (Heb.11:6). Bajo las condiciones mas favorables la vida Cristiana puede ser difícil, Entonces, ¿Por qué incluir a alguien que hará más difícil para ti ser un fiel Cristiano(a) ante aquel que murió para salvarte y traerte felicidad eterna?

      El problema es que, mientras el hombre y la mujer se cortejan en el noviazgo, nosotros a menudo indicamos que amamos más al prometido (a) que al Señor. Muchísimos en el pueblo de Dios han sido apartados por compañías sectarias o compañías que no reclaman nada religiosamente. Por favor considere algunas verdades de la Biblia que pueden estar relacionadas a semejante matrimonio “¿andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3:3). “Toda casa dividida contra si misma no permanecerá” (Mat.12:25) “Todo lo que el hombre sembraré, eso también segará” (Gal.6:7).

  LO QUE PUEDE SUCEDER

  Por favor considere lo siguiente mientras brevemente discutimos cada punto. 

     Cuando usted se casa con una Esposa que no es Cristiana:

1. Podría ser mas difícil que practique la Hospitalidad. Aunque la hospitalidad no esta limitada a tener personas para una comida, eso ha sido siempre una de las mejores formas para practicarla. Sin la cooperación de ella, tú habilidad para lograr este objetivo estará grandemente limitado.

2. Podría reprochar y debilitar tus convicciones. Esto sucedió con Salomón (Jue.16:16). Tú no podrás notarlo mientras sucede a través de los años, pero como dice un viejo dicho: “Goteras continuas de agua agujeran la piedra”. Te podrías volver desanimado y comprometer tus creencias.

3. Podrías no tener ayuda con los hijos. Si tú como padre estas intentando criar a tus hijos “en la disciplina y amonestación del Señor” (Efe.6:4). Tú podrías no tener su cooperación para lograr que ellos se preparen para el estudio Bíblico.

4. Podrías ser ridiculizado. Solamente una persona que no comparte tú fe puede hacer mucho de esto, y si tú te defiendes, podrías decir algunas cosas que serán usadas en tu contra (Ef.4:26-27,29).

5. Podrías descuidar la enseñanza positiva de los hijos. No siendo ella una Cristiana, ella no podrá ver la necesidad de inculcarles los valores correctos. Yo he conocido esposas que traicionan a sus maridos y trabajan contra sus valores detrás de sus espaldas.

6. Podría permitir que los hijos hicieran cosas que tú no aprobarías. Finalmente, una madre esta con los hijos mas que el padre. ¿Qué si ella permite esto? Tú no podrás divorciarte de ella porque este motivo no tiene fundamento Escritural para el divorcio (Mat.19:9).

7. Podría poner un mal ejemplo. ¿Cómo podrías enseñarle a tus hijos que su madre esta equivocada sin que esto provoque una aflicción y hostilidad?.

8. Podría amenazar con dejarte. Si ella te deja con tus hijos, tú tendrás responsabilidades incrementadas que podrían ser extremadamente difíciles para solucionar. Y por lo tanto, sin la ayuda de tu cónyuge podrías tener mas dificultad para lograr pasar mas tiempo con tus hijos y de esta manera, habrás perdido tú oportunidad para encaminarlos en la senda de la justicia. En cualquier caso si ella te abandona, esto no será una causa de divorcio y segundas nupcias (Vea 1 Cor.7:10-11; Mat.5:32;19:9).

8. Podría negarte los privilegios sexuales. Si tu eres un varón, normalmente esto te pude poner en una situación extremadamente frustrante  (1 Cor.7:3-5).

 Si Tú Te Casas Con Un Marido Que No Es Un Cristiano:

1. Podrías ser acosada para no asistir a los servicios de adoración y poner a Dios primero en tu vida. Esto puede convertir cada vez la hora de asistir a los servicios en algo temido, difícil y totalmente frustrante. La adoración pude convertirse en algo sin valor para ti mientras te vuelves mas y mas desanimada.

2. Podrías ser dejada sin transportación para asistir a los servicios. Esto pude causar vergüenza para los que detestamos estar dependientes de otras personas y para aquellos que conocen nuestra situación y podrías ser forzada a no asistir a los servicios.

3. Podrías ser dejada sin recursos para ofrendar. El Señor quiere que ofrendes según hayas prosperado (1 Cor.16:2; 2 Cor.9:7). Y tú debes hacerlo dentro de tu propio poder para obedecer. Tú podrías ser forzada a vivir dentro de un prosupuesto apretado, reducir pequeños gastos, etc.

4. Podría usar lenguaje profano, pornografía, alcohol y drogas ante ti y tus hijos ¿Podrás detenerlo?

5. Podría amenazar con dejarte, forzándote a tomar una decisión y luego a echarte la culpa por el resultado (1 Cor.7:16)

6. Podría abusar de ti físicamente. No hay una forma fácil para tratar con esto.

7. Podría decirte cosas ofensivas acerca de las personas de la Iglesia. Esto puede ocasionar un desacuerdo real. Podría ver algunos en la Congregación que no son lo que deberían ser (1 Ped.3:16). Y tú podrías estar en el dilema de intentar defender al hermano que no necesita defensa o defender a tu marido!

8. Podría forzarte a ser cosas humillantes solo para probar que tu estas bajo su sujeción. Esto puede causarte perder el respeto por ti misma.

9. Podría ser difícil que practicarás la hospitalidad. Si él tiene algunas de las cosas mencionadas antes, será probable prohibirte que un hermano o hermana vengan a tú casa!

 

--Vía Searching The Scriptures, Vol. XXIX, No. 12 Dic. de 1988. Versión al Español por Armando Ramírez (Marzo de 1996)

A un índice                                      A mi (vr) artículo sobre el mismo asunto

 
 

                         

                      

free hit counter