Home page


La Segunda Epístola a los Corintios

Por Mark Copeland
Versión castellana de estos estudios:
Nicolás Hernández

Hecho en páginas Web para la Internet:
Valente Rodríguez
 

 
 

 

Un Jesús, un Espíritu, y un Evangelio Diferentes (11:4)
 

INTRODUCCIÓN 

1. En 2 Cor 11:1-4, Pablo expresa su gran preocupación por los hermanos en Corinto...
   a. Con un celo piadoso, él está temeroso que sus mentes hayan sido extraviadas de la sencillez que es en Cristo – 2 Cor 11:1-3
   b. Con un toque de ironía, quizás aún con sarcasmo, él hace referencia a su aparente disposición para tolerar a alguien que pudiera enseñar a “otro Jesús”, a “otro espíritu”, y aún “otro evangelio” – 2 Cor 11:4
      1) Es más probable que hiciera referencia a los “maestros judaizantes”
      2) Estos eran judíos creyentes en Cristo que habían enseñado a los gentiles a ser circuncidados y a guardar la Ley de Moisés (ver Hech 15:1-29; Gál 2:1-5)

2. El problema encarado por Pablo no es único en sus días y en su época; aún hoy...
   a. Hay personas que enseñan un “Jesús” diferente a Aquel que es revelado en la Biblia
   b. Muchos reclaman ser guiados por el “Espíritu”, que de hecho podría ser prestar atención a un “espíritu” diferente
   c. Lo que es con frecuencia proclamado como el “evangelio”, ha sido alterado en su mensaje de tal forma que es diferente al evangelio proclamado por los apóstoles de Cristo 

3. El peligro de abandonar “la sencillez que es en Cristo” es muy real, y así deseo...
   a. Identificar cómo se predica actualmente “Un Jesús, un Espíritu, y un Evangelio diferentes”
   b. Revisar brevemente lo que la Biblia enseña sobre Jesús, el Espíritu, y el evangelio de Cristo 

   [Permítanos empezar con la idea de...]
 

I. UN JESÚS DIFERENTE

   A. UN JESÚS DIFERENTES COMO ES PREDICADO HOY POR ALGUNOS...

      1. Algunas religiones “no cristianas”, de hecho, enseñan un Jesús diferente
         a. Que Jesús era en el mejor de los casos un hombre o un maestro bueno (por ejemplo, el judaísmo)
         b. Que Jesús era a lo más un profeta de Dios (por ejemplo, el Islam)

      2. Pero algunas religiones “cristianas” profesantes enseñan también un Jesús diferente
         a. Que Él es un ser creado (los Testigos de Jehová)
         b. Que Él es un Dios entre muchos dioses (Mormones)
         c. El “Seminario de Jesús” ha buscado redefinir lo que era Jesús, despojándolo de muchas de Sus enseñanzas y milagros atribuidos a Él en la Biblia 

   B. EL JESÚS VERDADERO ES AQUEL REVELADO POR SUS APÓSTOLES...

      1. Como testigos oculares que dedicaron tiempo a Él, solo ellos están calificados para testificar lo que hizo Jesús – ver Hech 10:39-41; 2 Ped 1:16; 1 Jn 1:1-2

      2. Su testimonio, como es registrado en el Nuevo Testamento, revela lo que es Jesús:
         a. El Cristo, el Hijo del Dios viviente – Mt 16:16
         b. Aquel que estaba con Dios, y era Dios – Jn 1:1-2
         c. Aquel en que habita toda la plenitud de la deidad – Col 2:9-10
         d. Aquel que murió por nuestros pecados y se levantó de la muerte, como fue predicho en las escrituras del Antiguo Testamento – 1 Cor 15:1-4
         e. Aquel que enseña que muchos estarán perdidos, y requiere una fe obediente – Mt 7:13-14,21-23; 28:20 

   [En verdad, el único registro histórico confiable que tenemos de Jesús está en el Nuevo Testamento, escrito por los que ya sea que conocieron a Jesús íntimamente, o fueron amigos personales de Sus apóstoles. Si deseamos conocer al verdadero “Jesús”, ¡debemos mirar hacia ellos! 

   En cuanto continuamos, considere algunos pensamiento relacionados a...]
 

II. UN ESPÍRITU DIFERENTE 

    A. MUCHAS PERSONAS PROFESAN SER GUIADOS HOY POR EL ESPÍRITU...

       1. Es muy común oír a la gente decir, “El Espíritu me guía a hacer esto, creo que...”
          a. Creen que el Espíritu Santo guía por medio de impresiones, intuiciones, etc.
          b. Creen que el Espíritu Santo debe guiarlas en todas las denominaciones

       2. Sin embargo estas mismas personas enseñan doctrinas opuestas
          a. Algunos creen que el Espíritu les enseña a rezar a María; otros dicen que el Espíritu les dice que eso es blasfemo
          b. Algunos creen que el Espíritu les confirma que José Smith es un profeta, otros están convencidos que el Espíritu les dice que era un falso profeta
          c. En un caso muy publicado, una iglesia dijo que el Espíritu los guio a vender su iglesia construida a un alto precio; ¡pero otra iglesia que esperaba comprar la construcción dijo que el Espíritu les dijo que el precio era demasiado alto!

       -- Podemos apreciar la sabiduría de la amonestación de Juan de “probar los espíritus” – 1 Jn 4:1 

    B. EL ESPÍRITU VERDADERO ES EL QUE INSPIRÓ A LOS APÓSTOLES...

       1. Quien iba a guiarles a toda la verdad – Jn 16:12-13

       2. Quien no iba a guiarlos por medio de impresiones que pudieran ser malinterpretadas, sino a través de medios audibles y en algunas ocasiones visuales que pudieran ser confirmados milagrosamente
          a. Note lo que el Espíritu dijo a Felipe... – ver Hech 8:29
          b. Note la “impresión” de Pablo que al ir por un camino, el Espíritu Santo le aclaró a donde deseaba que ellos fueran – ver Hech 16:6-7

          -- Por ejemplo, el Espíritu Santo no hizo, no guió a las personas en caminos que pudieran ser confundidos con impresiones o deseos del espíritu humano

       3. El Espíritu guio a los apóstoles a “toda” la verdad
          a. Pablo había proclamado “todo el consejo de Dios” – Hech 20:27
          b. A Pedro se le había dado “todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad” – 2 Ped 1:3
          c. La fe fue dada “una vez” a los santos – Judas 3

       4. El Espíritu “confirmó” la revelación completa por señales y prodigios – Heb 2:1-4
          a. Entonces nuestra tarea es “poner atención a lo más enfático” de las cosas reveladas por el Espíritu por medio de los apóstoles y los profetas del Nuevo Testamento
          b. O según Judas, “contender ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” – Judas 3

       -- Podemos “probar los espíritus” comparándolos con la Palabra de Dios revelada y confirmada, ¡por la que nos habla hoy el Espíritu! 

   [Tanta confusión religiosa es el resultado de personas que escuchan a su propio “espíritu humano”, ¡cuando lo que necesitamos hacer es regresar a esa Palabra de Dios que el Espíritu reveló de primera instancia...] 

   Finalmente, me entristece profundamente decir que muchas personas sinceras están enseñando...]
 

III. UN EVANGELIO DIFERENTE 

     A. MUCHAS PERSONAS PROCLAMAN HOY UN EVANGELIO DIFERENTE...

        1. Dos puntos de vista extremos del evangelio son predicados con frecuencia
           a. La salvación por obras (en este caso, somos salvos por obras de merito)
           b. La salvación por la fe sola (en este caso, la obediencia no requerida)

           -- Actualmente, estos dos extremos son simplemente reacciones encontradas de unos contra los otros

        2. Para ilustrar, considere el asunto del bautismo
           a. Algunos enseñan que el bautismo sin fe salva
           b. Otros enseñan que la fe sin el bautismo salva

           -- Jesús enseño que tanto la fe como el bautismo salvan – Mr 16:16

        3. Mientras buscamos proclamar el evangelio verdadero, necesitamos recordar que cualquier cambio resulta en un “evangelio pervertido”, contra el que Pablo advirtió – Gál 1:8-9 

     B. EL VERDADERO EVANGELIO ES EL QUE PROCLAMARON LOS APÓSTOLES...

        1. Su evangelio contenía “hechos para creer”, tales como:

           a. Jesús fue crucificado por nuestros pecados – 1 Cor 15:1-3

           b. Fue levantado de la muerte – 1 Cor 15:4

           c. Él es exaltado como Señor y Salvador – Hech 2:33-36

           d. Él está por venir de nuevo para ejecutar juicio y ser glorificado – 2 Tes 1:7-10

        2. Su evangelio contenía también “mandamientos para obedecer” (ver 2 Tes 1:8; 1 Ped 4:17; en el que aprendemos que el evangelio debe ser “obedecido”; tales mandamientos incluyen:
           a. Creer que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios – Hech 8:35-37
           b. Confesar nuestra fe en Jesús como Señor – Rom 10:9-10
           c. Arrepentirnos de nuestros pecadosHech 2:38; 3:19; 17:30
           d. Ser bautizados para el perdón de nuestros pecados - Mr 16:15-16; Hech 2:38; 22:16
           e. Permanecer fieles al Señor hasta la muerte – Mt 28:19-20; Apoc 2:10

        3. Y su evangelio contenía maravillosas “promesas por recibir”, que incluyen:
           a. La remisión de los pecados – Hech 2:38; 3:19
           b. El don del Espíritu Santo – Hech 2:38; ver Jn 7:37-39; Hech 5:32
           c. El regalo de la vida eterna – Rom 6:23
 

CONCLUSIÓN 

1. La advertencia contra recibir “Un Jesús, un Espíritu, y un Evangelio Diferente”, es muy oportuno...
   a. Hay literalmente miles de denominaciones diferentes, enseñando doctrinas conflictivas
   b. Muchos han desarrollado doctrinas que son claramente diferentes en lo relacionado a:
      1) Lo que es Jesús
      2) Como el Espíritu nos revela Su verdad
      3) Lo que constituye el evangelio de Jesucristo 

2. ¿Quién, y qué, es el Jesús verdadero, el Espíritu y el evangelio? – ver 2 Cor 11:4
   a. El verdadero Jesús es Aquel que los apóstoles predicaron
   b. El Espíritu verdadero es aquel recibido por los cristianos primitivos, Quien los guio a la verdad que es total y completamente revelada en las páginas del Nuevo Testamento
   c. El evangelio verdadero es el proclamado por los apóstoles y recibido por la iglesia primitiva

3. Hermanos, ¡tengan cuidado no sea que “vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo”!
   a. A Satanás le gustaría engañarnos como lo hizo con Eva
   b. Él tiene sus propios “ministros de justicia” trabajando a su favor – ver 2 Cor 11:13-15 

   El único camino para evitar ser engañados es ser como los cristianos de Jerusalén que “perseveraban en la doctrina de los apóstoles...” (Hech 2:42). ¿De quién es la doctrina que está Usted escuchando?

 
 

  Cuando el "mono"se vea verde, llámenme, estoy a la mano.

 
 


A un índice                                       A la página principal

free hit counter